Tecnología con eficacia de purificación superior sin filtros de fibra

La tecnología de purificación de aire industrial de Genano se basa en la tecnología de filtración eléctrica. Con la tecnología de Genano, incluso las partículas más pequeñas a nanoescala pueden filtrarse con un elevado nivel de eficacia. No son necesarios filtros de fibra que se obstruyen fácilmente, lo que puede provocar que las partículas más pequeñas se filtren y entren en las instalaciones circundantes.

Tecnología

 

 Genano-2000-stilli-1

 

 

Con la tecnología de Genano, las partículas del aire se cargan negativamente en potentes descargas de corona. Las partículas cargadas negativamente se adhieren a las superficies de recolección cargadas positivamente dentro de la unidad. Esta eficaz tecnología de purificación eléctrica elimina partículas de todos los tamaños.

El aire purificado es tan limpio que se puede reciclar y devolver a las instalaciones, lo que genera un ahorro notable en los costes de energía.

 

 

Más información sobre nuestros dispositivos

Bajos costes de por vida

Con el purificador de aire industrial Genano se puede obtener un ahorro considerable de energía. A medida que el aire circula dentro de la sala, disminuye la necesidad de aire de salida al exterior, disminuyendo así considerablemente el coste de calefacción. La necesidad de mantenimiento es baja, ya que la unidad no contiene piezas móviles. El consumo de electricidad es de solo 300 - 400 W por unidad (excluyendo el ventilador del conducto).

Fácil de instalar

El sistema de purificación de aire de Genano es fácil de instalar; el peso de la unidad es de solo 500 kg. Es compatible con el sistema de ventilación existente de la sala, lo que favorece el continuo reciclaje del aire. No hay filtros que puedan obstruirse con partículas que provoquen diferencias de presión y un aumento en el coste de la electricidad.

Montaje sencillo en las instalaciones de producción

Los sistemas purificadores de aire se pueden instalar fácilmente en las instalaciones de producción como unidades autónomas. Purifican el aire e impulsan su circulación en el edificio, por lo general, sin necesidad de integración en el sistema de climatización.

Operación de lavado automatizada

La unidad del sistema purificador de aire está conectada a la línea de suministro de agua (mínimo 3 bar) para el lavado automático.

 

Bajo nivel de mantenimiento

La necesidad de lavado manual es limitada, ya que el sistema purificador de aire dispone de un sistema de lavado automático integrado que lava periódicamente las partículas recogidas con agua y detergente.