Cómo mejorar su imagen como empleador y conseguir que los centros de trabajo industriales sean lugares más atractivos

 

Durante el auge económico, numerosas empresas han encontrado dificultades crecientes para cumplir sus objetivos de contratación. Prácticamente todo el país experimenta una escasez de trabajadores competentes. Un gran número de empresas han experimentado la frustración de pagar miles de euros por un anuncio de empleo y recibir únicamente un puñado de solicitudes, ante la imperiosa necesidad de encontrar un candidato idóneo con prontitud. ¿Cuáles son los motivos que explican esta situación?

Los empleados son los promotores más importantes de la imagen como empleador; permita que hablen por la empresa.
 

 

Las condiciones de trabajo afectan considerablemente a la imagen de la empresa y a su atractivo como centro de trabajo

 

Durante las últimas décadas, los empleados se han vuelto más conscientes de la relación entre las condiciones de trabajo y su salud. No están dispuestos a sacrificar su salud y eligen un centro de trabajo con condiciones de trabajo adecuadas que no presenten efectos negativos a largo plazo sobre la salud.

Los valores de la empresa representan la base de la imagen como empleador, y la integridad resulta fundamental para garantizar una comunicación satisfactoria. Si el relato comunicado está fabricado o es falso, la imagen creada entrará en conflicto con la realidad. Los empleados son los promotores más importantes de la imagen como empleador; permita que hablen por la empresa.

Con el propósito de respaldar una imagen positiva como empleador, es importante que las condiciones de trabajo contribuyan a mantener la capacidad de trabajar de los empleados. Esto es especialmente relevante en los centros de trabajo industriales, y contribuye a atraer empleados motivados y especialmente personas jóvenes que acaban de concluir su formación para incorporarse al mercado laboral. Los empleados que trabajan en fabricación y montaje suelen estar expuestos a partículas perjudiciales que la soldadura, el montaje y diversos pasos adicionales del proceso liberan al aire interior del centro de trabajo. Partículas con un diámetro de escasas micras e incluso partículas más pequeñas, con tamaño nanométrico, penetran en la circulación desde los alveolos y exponen a los empleados a enfermedades graves. Por ejemplo, los humos de soldadura suelen contener diversos agentes irritantes que pueden causar enfermedades respiratorias y aumentan el riesgo de cáncer. La soldadura de acero inoxidable libera cromo hexavalente, un conocido carcinógeno.

 

La imagen como empleador se ha convertido en una ventaja competitiva importante

 

Una imagen positiva como empleador atrae a los empleados más competentes. La ley de la oferta y la demanda prevalece en el mercado laboral, y una marca de empleador atractiva aumenta la demanda. En ciertos ámbitos, existe una intensa competencia para captar profesionales competentes y la marca de la empresa puede representar un factor decisivo a la hora de encontrar al empleado idóneo. Debe ser consciente de su imagen como empleador e incluir su promoción en la estrategia de la empresa, ya que forma parte del valor de marca de la empresa, que se traduce en resultados económicos reales.

La imagen como empleador promueve la lealtad y reduce la rotación del personal.

Una empresa se construye con las personas. Ninguna empresa está digitalizada hasta un nivel en el que sus empleados no son responsables de cada producto terminado. En consecuencia, la identidad de la empresa abarca al personal, además de los productos y servicios, y cada empleado actúa como un embajador de la marca.

 

 

Una imagen positiva como empleador también aporta otras ventajas. La imagen como empleador promueve la lealtad y reduce la rotación del personal. El mercado laboral está fragmentado, las organizaciones se enfrentan al riesgo constante de perder a sus mejores expertos y la formación de nuevos empleados requiere la inversión de tiempo y dinero. La imagen como empleador también puede mitigar el riesgo de fracaso en la contratación de empleados. Cuando los valores y la cultura de una empresa también son conocidos fuera de la empresa, aumentan las posibilidades de que el grupo objetivo deseado encuentre los anuncios de empleo de la empresa.

 

Un entorno laboral saludable representa una inversión excelente

 

La limpieza correcta y eficaz del aire interior reduce el riesgo de propagación de partículas finas y mejora considerablemente la satisfacción laboral y la productividad. El aire interior limpio también promueve la fiabilidad operativa de los equipos de producción y la calidad del producto. Por lo tanto, el aire interior limpio es una de las ventajas más importantes que una empresa puede ofrecer a sus empleados, y también mejora la imagen como empleador.

 

10 datos importantes acerca de cómo el aire limpio afecta al proceso de fabricación